Contact us
HUESKER Ltd.
3 Quay Business Centre
Winwick Quay
WA2 8LT Cheshire
United Kingdom
Scientific Reviewed Papers

Muro de gran altura em suelo reforzado com geomallas y cara vista vegetalizada

Abstract

Este artículo presenta un caso de obra donde fue ejecutado un muro de contención en suelo reforzado con geomallas y paramento vegetalizado con una altura máxima de 27,60 metros. El diseño del muro consideró tanto análisis de seguridad al colapso (estado límite último) como la previsión de deformaciones admisibles (serviciabilidad) de acuerdo con normas internacionales aplicables. Con el objetivo de garantizar pequeñas deformaciones posconstructivas en la estructura, fueron utilizadas geomallas de PVA (Alcohol Polivinílico) con alto módulo de rigidez y baja fluencia. Adicionalmente, la compactación de las capas de suelo fue realizada con alta energía para inducir la movilización de parte de los esfuerzos en las geomallas durante el período de construcción. Fueron utilizados refuerzos geosintéticos principales con espaciamiento vertical de 1,80 metros y longitudes variando entre 12 a 17 metros, intercalados por refuerzos secundarios con separación vertical de 0,60 metros y longitud de 5 metros.

Conclusion

El trabajo presenta la aplicación de la técnica de suelo reforzado con geomallas y cara vista verde en un muro de 27,60 m de altura máxima, donde además de la garantía de la seguridad en relación a la falla, las características relacionadas a la estética y a las deformaciones máximas admisibles fueron consideradas en el diseño. De igual forma, fueron adoptados los conceptos de "serviciabilidad" de la estructura en relación a las deformaciones previstas en las fases de compactación, final de construcción y vida útil proyectada de 60 años. Son presentados los procedimientos utilizados para el dimensionamiento externo, el dimensionamiento interno y la previsión de deformaciones durante las fases de ejecución y largo plazo del muro. Estos análisis fueron posibles gracias al conocimiento previo de los materiales geosintéticos utilizados como refuerzo, y de las propiedades geotécnicas de los suelos de relleno y de fundación, así como la energía de compactación considerada. Para la previsión de las deformaciones movilizadas fue imprescindible el conocimiento de las curvas esfuerzo-deformación de las geomallas, asi como su comportamiento a lo largo del tiempo (fenómeno de Creep). En esta obra fue utilizado suelo residual areno-limoso proveniente de excavaciones realizadas en el área de la obra compactado en la humedad óptima con rodillo tipo "pata de cabra" y energía mínima de 98% del Proctor Normal. Los resultados de los análisis y de la obra en sí demuestran que la utilización de geomallas de alta resistencia a la tracción, alto módulo de rigidez y baja fluencia, aliadas a una compactación con energía próxima al Proctor Normal, resultan en muros con baja deformabilidad, cumpliendo los requisitos de estética y funcionalidad, además de la seguridad al colapso. Los refuerzos fueron calculados por el método de Ehrlich y Mitchel (1994) y las deformaciones máximas en los mismos fueron verificadas con base en los límites especificados en la norma británica BS 8006 para estribos de viaductos y puentes. Es presentada también la sección transversal final del muro con detalles de drenaje en la base, en la parte posterior y en el frente del muro.